915798126 info@drakkar.com

Septiembre suele ser el mes típico para plantear retos formativos, desde octubre las empresas que gestionan formación de Fundae (créditos formativos) envían mensajes continuos sobre si no los utilizas los pierdes, etc.

La realidad es que la formación continua no es tan continua o al menos tan impactante en los resultados que se persiguen. ¿por qué?

La realidad es que una formación bien diseñada, gestionada y, sobre todo, aplicada logra que la productividad y rentabilidad por persona aumente. Pero para lograr esto, lo primero es planificar qué es lo que realmente necesita la empresa, las personas del equipo y los clientes. Esto se opone a la moda del curso que te ofrecen o hace tu equipo.

La productividad, y rentabilidad, parte de una gran pregunta ¿Qué se puede mejorar? Pongamos un ejemplo muy exagerado, posiblemente tu empresa tenga llamadas continuas para atender quejas y reclamaciones, y lo primero que piensas es en formar a todo el equipo a través de un programa formativo sobre atención al cliente. La verdad es que puede que te haga falta, pero la pregunta sería ¿qué habrá que mejorar para no tener tantas quejas y reclamaciones? A lo mejor la formación se debe centrar en producción, en la distribución, en el equipo comercial o ciertamente hace falta un programa de atención al cliente, pero puede que no para las personas que atienden las quejas y reclamaciones.

La formación continua del equipo debe comenzar por detectar lo que realmente se necesita y no modas, luego planificar la formación de cada miembro, o su conjunto, durante todo el año, no sólo en un periodo concreto. Y lo más importante, aplicación real de lo que se aprende, esto es lo que suele fallar siempre.

Si sólo se forma por aplicar la ley, el curso dará igual, si formas con un objetivo claro que es mejorar la productividad y rentabilidad de tu equipo, el aplicar lo que se aprende será tu prioridad ya que una formación aplicada aumenta el 7,5% la productividad, y con ello la rentabilidad.

Imagina que decides planificar que hay que mejorar, formar sobre lo que hay que mejorar, aplicar realmente esa formación y conseguir en 3-6 meses un 7,5% de aumento de la productividad por empleado. Ahora piensa que eso se hace dos o tres veces al año, y que en cada una consigues un 7,5% de aumento productividad, por consiguiente, el aumento de la rentabilidad.

Si quieres lograr un crecimiento continuo y de aceleración empresarial multiplícalo por la carrera profesional de tu equipo dentro de tu empresa ¿Prefieres cursos de moda o de mejora?

Jesús Blanco

Este artículo fue publicado previamente en Pulse

Vector de Banner creado por pch.vector – www.freepik.es