Social selling en empresas farmacéuticas - Grupo Drakkar
905
post-template-default,single,single-post,postid-905,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Social selling en empresas farmacéuticas

marketing farmaceutico

Social selling en empresas farmacéuticas

El 40% de los usuarios de internet usan las redes sociales para asuntos relacionados con su salud, como conectarse con personas con problemas similares. El conocimiento de síntomas o patologías de las enfermedades es un tema popular dentro del uso de redes sociales y en casos muy específicos cómo el de enfermedades raras, las plataformas sociales son muy valiosas y sirven para conectar a pacientes geográficamente dispersos y proporcionarles una voz. Estos grupos en redes sociales y foros son lugares invaluables al proporcionar a los pacientes un lugar para compartir inquietudes e información.

La industria farmacéutica deben entrar en este mundo pero no invasivamente. En EEUU, la FDA y La Oficina de Promoción de Medicamentos Recetados (OPDP) han proporcionado un decálogo y líneas de buenas prácticas en Redes Sociales para la industria donde prima el intercambio de información, consultas y asesoramiento frente a las acciones comerciales.

Facebook organizó en junio del año pasado una Cumbre de Salud para empresas y vendedores de productos farmacéuticos donde les indicaba las herramientas, protocolos y forma de actuar dentro de su plataforma con criterios éticos y en beneficio de los usuarios.

La participación de las farmacéuticas en las redes sociales permiten no solo que se relacionen con sus posibles consumidores o pacientes, sino que también escuchen lo que tienen que decir directamente sobre sus productos, por ejemplo, acerca de los efectos secundarios. También son una buena forma de mejorar el conocimiento sobre las enfermedades y no sólo del estudio de una muestra concreta, un lugar donde trabajar en estrecha colaboración con los equipos médicos, pacientes, cuidadores, etc que ayude a la mejora de los tratamientos y medicamentos.

La participación colaborativa en redes sociales no se tiene que tomar con miedo por las posibles críticas sino como un lugar para garantizar que la información sea precisa y orientada al beneficio de la mejora del bienestar del paciente.

En la estrategia digital de este caso no prima el número de fans ni la frecuencia de publicaciones, lo importante es el alcance donde se informen y beneficien el máximo de pacientes.

Algunas compañías ya han aceptado el reto y lo están haciendo bien como Boehringer Ingelheim que desarrollo un programa para comprobar el proceso y tareas cognitiva durante la Semana de Concienciación sobre el Cerebro; Acorde Therapeutics ha desarrollado una App de autoayuda para que los pacientes puedan comprobar sus métricas y que han de hacer para mejorarlas, aparte esta usando las redes sociales para reclutar pacientes con determinadas afecciones para informales sobre ensayos clínicos y que creando foros para que sirva de punto de conexión entre ellos; Bioverativ usó plataformas para comprender mejor las necesidades y problemáticas de los pacientes con hemofilia y así poder desarrollar pruebas e investigaciones de desarrollo de un nuevo medicamento basadas en sus recomendaciones, gracias a las redes sociales detectaron durante los ensayos dos cuestiones claves: dolor continuo y ayuda con la depresión, que solventaron en las pruebas.

Sin Comentarios

Publica un Comentario

A %d blogueros les gusta esto: